sábado, 27 de agosto de 2011

Abusiva manipulación de los jóvenes pandinos



Ningún joven boliviano, en ninguna parte del país, tiene nada que agradecer a ninguna autoridad del Estado Plurinacional, cuyos servidores públicos son eso: servidores, no padrinos…

por Wilson García Mérida
Con la presencia entusiasta del viceministro de Deportes Miguel Ángel Rimba y la alcaldesa Ana Lucía Reis, la noche del pasado domingo 14 de agosto, en el vetusto Estadio Roberto Jordán Cuellar, fueron inaugurados los Segundos Juegos Deportivos Estudiantiles Plurinacionales “Presidente Evo”, en el cual intervienen niños y jóvenes deportistas de los 15 municipios del Departamento. Los ganadores de esta fase departamental participarán en el certamen nacional que se realizará en la ciudad de Sucre. El presidente Evo Morales garantizó todas las facilidades, especialmente de transporte, para la futura delegación pandina. “Espero que esta vez nuestros jóvenes traigan medallas”, alentó Evo durante su reciente visita a Cobija, el 18 de agosto.
La nota negativa en esta fiesta de los jóvenes deportistas fue protagonizada, otra vez, por la Gobernación. Sus funcionarios obligaron a los chicos a portar sendos carteles “agradeciendo” a Luis Flores Roberts por la realización de estos juegos. Deplorable manera de “lavar” la imagen de quien tiene cuentas que rendir a su pueblo y explicar dónde se llevaron los 2.000 ejemplares incautados a la edición Nro. 22 de Sol de Pando.
Ningún joven boliviano, en ninguna parte del país, tiene nada que agradecer a ninguna autoridad del Estado Plurinacional, cuyos servidores públicos son eso: servidores, no padrinos.

Todos los recursos económicos y financieros que se invierten y gastan en los Juegos Deportivos Estudiantiles son gestionados por el Viceministerio de Deportes y la Presidencia del Estado. No es plata del gobernador ni de su familia.