domingo, 28 de agosto de 2011

EDITORIAL | Sucio operativo mediático fallido

Aún nos resistimos a admitir que es política del Ministerio de Comunicación bajo cuya tuición se hallan los medios estatales y la política comunicacional en el país avalar delitos como los cometidos contra Sol de Pando. Creemos que alguien viene usurpando abusivamente las específicas funciones del Ministro del área…

La noche del lunes 1 de agosto, Canal 7 desde Cobija lanzó cual “primicia” una “retractación” de Virginia Guachalla a quien gente del Gobernador confiscó toda la carga de Sol de Pando que habíamos enviado desde Cochabamba. Ese lunes el mismo Canal 7, en Cochabamba, registró una entrevista con el Director de este periódico que no se difundió jamás.
La mañana siguiente, martes, apareció en Canal 7, nada menos que en en el set principal de La Paz, el mismísimo gobernador Flores rogodeándose con la "retractación" de su víctima e incurriendo en más mentiras. Y tampoco nos dieron derecho a réplica. Ese mismo martes, en conferencia de prensa nada menos que en la Asamblea Legislativa —siempre en La Paz, como para darle "connotación nacional" al asunto—, Ernesto Cornejo y un diputado oficioso y desinformado propalaron desvergonzadas mentiras ampliamente difundidas por la agencia ABI, a cuyo director reclamamos nuestro derecho a réplica infructuosamente. El círculo se cerró con una infame “carta” unipersonal enviada a Sol de Pando por un dirigente de los periodistas de Cobija, “con copia” a la Gobernación (mientras el hermano del Gobernador nos iniciaba una querella criminal por "difamaciones y calumnias", la que deberá ser tratada por el Jurado de Imprenta).
Afortunadamente semejante plan de manipulación no surtió sus malvados efectos.
¿Quién es el perverso “estratega” que utiliza Canal 7 y ABI como si estos medios fueran armas de guerra y no instituciones democráticas? ¿Quién está pervirtiendo el derecho a la información subordinando la función comunicativa del Estado a un cerrado aparato de Inteligencia Militar y de manipulación política como en tiempos de la dictadura de Banzer?
¿Es ésta la política comunicacional del Estado Plurinacional? Estamos seguros que no. Al contrario, creemos que también el Ministro de Comunicación es otra víctima, en este caso, de una interferencia abusiva en sus específicas competencias.

 
_______________
links relacionados