miércoles, 29 de febrero de 2012

Responsabilizan al Sedcam por usar como botadero de basura zona de la Terminal de Buses

Volqueta del Sedcam depositando los infestados escombros en la vera del camino.
Foto Fabián Montero | Sol de Pando

Suman los reclamos vecinales por haber convertido el ingreso a la Terminal de Buses en botadero de los escombros que dejó la inundación. La Alcaldesa anuncia reclamo al Sedcam, institución dependiente de la Gobernación de Pando...

Fabián Montero, vecino de la Terminal de Buses, obtuvo una imagen fotográfica que muestra infraganti a una volqueta del Servicio Departamental de Caminos (Sedcam), dependiente de la Gobernación, echando escombros a la vera del camino de acceso a la Terminal de Buses, vía que además une la ciudad de Cobija con la comunidad Bella Vista.
Aquel buen vecino informó asimismo que se apersonó al Sedcam para reclamar por tan irregular y nocivo uso de una vía de tránsito, recibiendo la promesa de que retirarían los escombros.
“Sin embargo en horas de la tarde del miércoles, un tractor de esta misma institución en vez de levantar la basura sólo lo empujó más hacia el costado", reclamó Fabián Montero.
La alcaldesa Ana Lucia Reis,  al ser consultada por Sol de Pando sobre el particular, afirmó no haber autorizado que se bote los escombros en tal lugar. Dijo que elevará una queja formal ante el Sedcam y pedirá que inmediatamente retiren los desechos.
“Los vecinos tienen razón, es un atentado contra su salud", admitió Reis.

Vehículos oficiales en Cobija arrojan los escombros insalubres a poca distancia de la nueva Terminal de Buses

Este “muladar” creado con los escombros urbanos de la inundación, infesta el
medio ambiente en el camino de acceso a la Terminal de Buses, vista al fondo.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando

La falta de conciencia ciudadana y ambiental entre algunos servidores públicos de Cobija, no inculcada por las autoridades respectivas, constituye un serio peligro para la salud pública en esta capital que enfrentará por mucho tiempo las secuelas sanitarias del devastador diluvio…

La ciudadana Betsabé Arnez, vecina del Quinto Distrito en el municipio de Cobija, correspondiente al área rural del mismo, denunció que  funcionarios de los vehículos que realizan el recojo de basura y escombros producidos por las inundaciones, los botan cerca de la Comunidad Bella Vista (distante cinco kilómetros  de Cobija) a 30 metros de la carretera y precisamente ingresando a la flamante Terminal de Buses que fue inaugurada el 7 de enero pasado, nada menos que por el presidente Evo Morales.
“Se supone que el dinero y las movilidades son del Estado, qué les cuesta botar los escombros en el botadero municipal y no en este lugar que resulta transitado, arriesgando algún tipo de enfermedad para quienes vivimos en los alrededores” afirmó la indignada vecina.
Cuestionó la falta de una adecuada planificación de parte de las autoridades para deshacerse  de estos escombros; pues muchos de ellos, por su humedad, se hallan en estado de putrefacción.
Sol de Pando pudo verificar que incluso, en medio de estos montones insalubres, algunos indigentes cuya situación de hambre y miseria se agravó tras el diluvio, se hallan escogiendo y recogiendo deshechos que consideran útiles para  sobrevivir, poniendo en más extremo riesgo su salud.
La totalidad de esta basura se encuentra contaminada con eses fecales de la ciudad, ya que las  aguas del río Acre se introdujeron a los domicilios infiltrándose por el sistema de alcantarrilado, arrastrando los fétidos residuos humanos en su recorrido a la interperie.
La falta de conciencia ciudadana y ambiental entre algunos funcionarios municipales de Cobija, no inculcada por las autoridades respectivas, constituye un serio peligro para la salud pública en esta capital que enfrentará por mucho tiempo las secuelas sanitarias del devastador diluvio.
La vecina Betsabé Arnez remarca su pedido para que los vehículos oficiales que realizan el acopio de basura y escombros que dejó la inundación en la ciudad, depositen esos residuos contaminants en el botadero muncipal y dejen de hacerlo en esta zona rural del municipio, por donde transitan los pasajeros que utilizan la Terminal de Buses.
La vía que une Cobija con Bella Vista usan como improvisado botadero municipal.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando

martes, 28 de febrero de 2012

LLEGAN LAS RIADAS DE MARZO | No acaba el drama en los municipios rurales de Pando

El municipio rural de San Lorenzo, en la Provincia Nicolás Suárez,
durante la inundación del 2011, primeros días de marzo.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando

La crecida del río Madre de Dios, típica en marzo, destruye cosechas en varias comunidades indígenas y campesinas que quedan aisladas ante la total intransibilidad de los caminos vecinales…

Unas 13 familias de la comunidad 3 de mayo del municipio de El Sena, en el departamento de Pando se quedaron sin alimentos y con su incipiente producción de banano destruida, mientras que la Alcaldía ha activado la alerta naranja debido a la crecida del Río Madre de Dios y sus dos afluentes Manuripi y Manupare que, precisamente han inundado a esa comunidad.
La información fue confirmada a Onda Local por el alcalde de El Sena, Napoleón Antelo, quien dijo que los nuevos asentamientos de comunidades, dentro del proceso de saneamiento territorial se han realizado en lugares muy bajos de esas zonas poniendo en riesgo aentre 23 a 26 comunidades integradas por unas 600 a 800 personas, a lo cual se suma el perjuicio a la zafra de la castaña.
Una foto de archivo de la sede muncipal de la Alcaldía de Filadelfia.
Foto Diana Paola Ribera Peralta | Sol de Pando
             Vulnerabilidad rural
"Los curichis se han llenado y algunas comuniddes se han inundado, no ha sido una crecida grande, estamos esperando que se mantenga pero estamos en estado de alerta. Tenemos activado el COE del municipio, estamos constantemente coordinando con las autoridades y con la Fuerza Naval para, de alguna manera prevenir,esta situación", dijo Antelo.
Explicó que la comunidad más afectada por la crecida del Madre de Dios es la 3 de Mayo ubicada en la orilla del río, aunque no fue necesario evacuar a sus habitantes, porque las aguas bajaron, pero daño sus sembradíos.
"Son aproximadamente 13 familias que han perdido el sembradio de platano de cuya venta viven y de arroz y maiz que siembran para su sustento diario, también se dañaron sus viviendas. Son lo que han sufrido mayor daño", sostuvo el Alcalde.
Agregó que a esa comunidad, el Municipio está apoyando con alimentos, antes de hacer una valoración de los cultivos perdidos, para gestionar apoyo y reponer esa pérdida, "pero ahora les estamos dando alimento porque no tienen qué comer".

Inundación latente
El Alcalde expresó así su temor de que las aguas del río vuelvan a crecer, pues no ha dejado de llover desde anoche. Sobre todo el peligro es mayor cuando llueve al lado de Perú, porque las aguas descienden con mayor fuerza hacia ese municipio.
"No podemos decir que estamos preparados, porque las distancias que nos une de una a otra comunidad, de un rio a otro, son muy dispersas, pero de alguna manera estamos coordinando con la Naval y sus embarcaciones, por si las necesitamos", anticipó.

Un grave problema que habitualmente dejan las riadas en Pando
es la severa intransitabilidad de los caminos comunales.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando



La banca privada analiza flexibilizar cobro de deudas de los damnificados por el diluvio en Pando

El comercio en Cobija atendido mayormente por migrantes andinos, 
sufrió incalculables pérdidas, aún no cuantificadas.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando
Ponen de manifiesto que existe el antecedente de flexibilización en el cobro de deudas pendientes de los damnificados del mega deslizamiento de Callapa el año pasado, en La Paz, cuando Asoban, Univiv y FinRural procedieron al pedido de flexibilización en el pago de esas deudas…

ANF | La Paz
La banca privada nacional sostendrá una reunión de Directorio ampliada este martes con el propósito de analizar el pedido del Presidente del Estado Plurinacional de flexibilizar el cobro de deudas de prestatarios del departamento de Pando por la aguda situación de desastres que están atravesando.
Una fuente del sector bancario nacional confirmó a la ANF que en circunstancias de desastres, como la presentada en la ciudad de Cobija, la banca privada nacional siempre reaccionó de manera positiva con todos sus clientes y en comprensión con la situación particular que atraviesan.
El Primer Mandatario visitó el domingo a las familias damnificadas de los municipios mas afectados por las inundaciones, para ver qué tipo de ayuda se les podría brindar, toda vez que el caudal de las aguas descendió considerablemente en los últimos días. 
“Pedimos a la banca privada flexibilizar las deudas, vamos hacer la representación. No están pidiendo condonación, eso hay que entender, sólo es para la gente de Cobija. Necesitan uno o dos meses de espera para no pagar intereses y después se los van a pagar”, dijo el Presidente Morales dirigiéndose a la banca privada.
En Pando, cinco municipios fueron los más afectados por las inundaciones : Bolpebra, Cobija, Bella Flor, Porvenir y una parte de Filadelfia.
La fuente bancaria recordó que en marzo del año pasado, la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban), y las entidades de la Unión Boliviana de Entidades Financieras de Ahorro y Préstamo (Univiv) junto a Asociación de Instituciones Financieras para el Desarrollo Rural (FinRural), emitieron un Comunicado conjunto a través del cual se comprometieron a evaluar y analizar los casos de los prestatarios del mega deslizamiento de la zona de Callapa.
Como producto de esas acciones, varios de los prestatarios tuvieron una suspensión en el cobro de intereses y mora por un lapso determinado, situación que podría repetirse por el pedido Presidencial hacia la banca privada.
Finalmente, la fuente sostuvo que están interesados en no perder a sus clientes y usuarios, sino más bien a mantenerlos y proteger sus intereses de la mejor forma que vean conveniente.
Aún no se cuantificó el daño económico causado por el diluvio
ni se tiene estimado el costo financiero de la reconstrucción.
Foto Reynaldo Viraca | Sol de Pando

jueves, 23 de febrero de 2012

El río Acre se calma, se va, bajó su caudal en cinco metros, y empieza la etapa de la solidaridad nacional

Vecinos del Paseo Junín en Cobija, el miércoles, volviendo a la calma.
| Foto Julia Eguez, especial para Sol de Pando
Las lluvias amainan, los damnificados a la interperie suspiran de alivio y esperan la ayuda del país. La juventud pandina en Cochabamba ha creado un grupo regional en el facebook; en Santa Cruz habrá un desayuno amazónico el domingo y en todo el pais los residentes pandinos activan, desde la Sociedad Civil, el despertar de las buenas conciencias de Bolivia…
por Wilson García Mérida
En su reporte de la víspera, el Centro de Previsión del Tiempo y de Estudios Climáticos (Ceptec), dependiente del Instituto de Investigaciones  ("Pesquizas") Espaciales (Inpe) del Brasil, informó que las lluvias cesarían en la región del Acre. El mapa satelital muestra que en la jornada de ayer, ya en horas de la noche, la corriente de “La Niña” empujó las nubes lluviosas hacia el suroeste de la Amazonia, en territorio peruano, alejándose del Brasil; aún en el  área del influencia del gran río Madre de Dios, madre de todos los ríos. Las lluvias se van alejando inclusive de Bolpebra; aunque todavía persisten al sur del cantón Mukden de la provincia Nicolás Suárez de Pando y parte de la provincia Iturralde del departamento de La Paz.
Mapa satelital del Cptec-Inpe-Brasil, para la noche del 22 de febrero.
Gracias a Dios todo vuelve a la calma, ha dejado de llover”, exclama con visible alivio el colaborador de Sol de Pando en Brasilèia, Renard Suárez. Las últimas fotos que envía desde su Black Berry grafican ese alivio. Sin embargo hay que esperar al menos 15 días para que se reponga el internet.
Desde Cobija, Reynaldo Viraca nos reporta mediante mensajes de texto que las aguas que comenzaban a lamer la plataforma central del Puente de la Amistad han disminuído sustancialmente; aquella "lengua de Dios" está dejando de ser voraz. En su último reporte al promediar las ocho de la noche, el periodista de Sol de Pando en Cobija informa que las aguas del río, bajo el puente, se redujeron drásticamente, nada menos que cinco metros, lo cual hace irreversible el fin del diluvio.
Es un gran alivio” —dice por su parte Carlos Tiburcio Amuruz—; “si hubera llovido no sólo corríamos el riesgo de que las aguas aumenten hasta entrarse a la Plaza Principal; la preocupación mayor es qué hubiera sido de aquella gente que quedó a la interperie, con sus ancianos y niños”, cavila Tuburcio Amuruz.
Y a medida que el rio vuelve a su cause natural, se van poniendo a la vista los estragos causados por el diluvio. La gente vuelve a sus casas, las que todavía son habitables en la orilla urbana del río. Los vecinos de la calle Junín son los primeros en salir a limpiar sus aceras. Se reunieron todos para trabajar en comñun para recuperar el donaire perdido de aquella apacible plazuelita estrenada hace pocos meses sobre el famoso Paseo Junín, un mirador desde el cual los cobijeños suelen contemplar fascinados a su río, dialogándo con él, en noches románticas bajo la luna acreana, o los domingos en familia.

Paseo Junín, Cobija, orilla boliviana del Acre, la tarde del  23 de febrero.
| Foto Julia Eguez, especial para Sol de Pando
El río Acre, inteligente como es, ha dejado su mensaje urgente de humanidad. Ahora será el tiempo de la gente común, de una nueva conciencia colectiva, de la auténtica ética comunitaria, basada en la absoluta solidaridad cuando ésta viene a ser el requisito primordial para sobrevivir como colectividad...
La imprescindible ola solidaria
| Foto Jairo Grandy Sáez
La principal tarea en el nuevo tiempo que viene será reconstruir Pando, remodelar Cobija, reinventar Bolpebra. Los damnificados en todo el Departamento son mucho más de mil, son todavía incontables, incontadas. En Porvenir y Filadelfia el río Tahuamanu ha hecho lo suyo.
Los hijos de Pando que han migrado por los azares de la vida a otros lugares del país y del mundo, se ponen a la vanguardia.
En la víspera Sol de Pando informó sobre las iniciativas que han surgido en Sucre a través de la ciudadana pandina Ana Paula Atiari Fidelis, quien convocó a su domicilio a la colectividad pandina en la capital, para organizarse adecuadamente.
En La Paz, Stephanie Núñez Nogales, la Miss Pando 2012 que estudia en la U Católica, convocó a la comunidad pandina en la sede de gobierno, movilizarse con ese fin común. En el ex Banco Minero de esta ciudad se habilitó un punto de recepción de la ayuda ciudadana.
Jóvenes de Pando en el facebook
Verinha Alcócer Justiniano, residente
de Pando en Cochabamba.
En su mayoría jóvenes que estudian en las universidades de Cochabamba, los residentes en esta ciudad han formado un grupo regional en el facebook denominado “Residentes de Pando en Cochabamba”, con el propósito de organizar de un modo eficaz las campañas de recolección solidaria. El grupo está moderado por Verinha Alcócer Justiniano, estudiante de la Universidad Mayor de San Simón (Umss), y en este núcleo trabajan activamente Alesita Alvarado Aguilar (UCB), Mirjana Delgadillo Herrera y Adriana Olivera, ambas también estudiantes de la Umss.
El grupo de Residentes de Pando en Cochabamba ha conseguido la habilitación de un centro operativo brindado por el Grupo SAR en sus instalaciones de la avenida Uyuni, a media cuadra del Puente de Cala Cala, frente a la agencia central de Aerosur.
Los Residentes en Santa Cruz
Vianey Ferreira Vaca, residente
de Pando en Santa Cruz.
Igualmente a través de una página en el facebook, los Residentes de Pando en Santa Cruz están activando todos los mecanismos que esta comunidad muy integrada a la sociedad cruceña dispone en aquella ciudad troncal del país.
Se habilitó un centro de donaciones en la calle Abaroa Nro. 11 entre Sucre y Bolívar, y se abrió una cuenta en el Banco Unión (1-8999671) que según se anuncia será administrada por la Municipalidad de Cobija.
Invitan a la ciudadanía cruceña a un “Desayuno Pandino” que se efectuará el domingo 26 de marzo en la calle Tutuguapá Nro. 2235, barrio Lazareno, en la zona de la Terminal Bimodal.
Los aportes podrán entregarse tomando contacto con la Dra. Vianey Ferreira Vaca (cel: 76618188) y Guadalupe Añez de Rocabado (cel: 72173233).

Los damnificados de Cobija, Pando, en pleno diluvio del 21 de febrero.
| Foto ABI



miércoles, 22 de febrero de 2012

TIEMPO DE SOLIDARIDAD | La Sociedad Civil de Pando se auto-convoca para socorrer a los suyos

| Foto Jairo Grandy Sáez | Sol de Pando |
Las aguas del río Acre tienden a replegarse; pero los damnificados se suman en Porvenir y Filadelfia, al desbordarse el río Tahuamanu. La interrupción del internet en Cobija dificultará la coordinación en las campañas solidarias que los residentes pandinos en otras latitudes del país y del mundo, comienzan a organizar de modo espontáneo y decidido...

| Foto Jairo Grandy Sáez
| Sol de Pando
Sol de Pando, a través de su periodista en Cobija Reynaldo Viraca, verificó que al millar de damnificados en Cobija se suman 50 familias afectadas por el desborde del río Tahuamanu, que también habría anegado al muncipio de Filadelfia.  Las dificultades de comunicación y transporte impiden contar con más información.
También se confirmó que el nivel de las aguas debajo del Puente de la Amistad ha disminuido sustancialmente. Al promediar las 18:00 pm de este miércoles, el nivel bajó casi un metro, causando alivio entre la azorada población; aunque persiste la incertidumbre sobre el estado pluvial río arriba, al haberse anunciado que la zona de Bolpebra y Assis Brasil, a más de 200 kilómetros de Cobija, estaría recibiendo precipitaciones. El dato no pudo ser confirmado.
Lo cierto es que durante el día de hoy, en Cobija, hubieron leves chubascos y en general el tiempo estuvo soleado.
Una lluvia en Cobija no sólo implicaría una nueva subida en el caudal de las aguas, sino sobre todo un agravamiento de la precarísima situación de los damnificados que en su gran mayoría se encuentran aún a la interperie.
Doña Sociedad Civil se auto-convoca
Foto Jairo Grandy Sáez | Sol de Pando
Los residentes de Pando en España, en Estados Unidos, Japón y otras partes del mundo donde los pandinos radican por distintos motivos, han iniciado campañas de solidaridad para socorrer a los damnificados por el Diluvio del Acre en esta ciudad.
Especialmente residentes en el Japón —país ligado consanguíneamente con Pando ya que la colonia japonesa en este departamento es predominante entre varias familias tradicionales—  intentan ponerse en contacto con sus familiares en Cobija, pero la interrupión del servicio de internet en la capital pandina está dificultando una fluida coordinación.
A pesar de que el servicio del internet en Pando es uno de los más caros de Bolivia (la tarifa de una hora cuesta un dólar mientras que en el resto del país un promedio de 25 centavos de dólar), este medio es el más utilizado por los cobijeños para comunicarse entre sí y con el resto del mundo.
El internet fue interrumpido al dañarse las centrales de conexión satelital que los servidores mantienen en la zona anegada del Acre. Se afirma que el servicio estará interrumpido aproximadamente 15 días.
Ana Paula Atiare Fidelis
Primera iniciativa en Sucre
Entre los residentes pandinos dentro el país, resalta la iniciativa inmediata desplegada por los residentes en la ciudad de Sucre, donde varias decenas de estudiantes y profesionales formados en la Universidad San Francisco Xavier de Chuquisaca desempeñan actividades académicas y laborales.
Ana Paula Atiare Fidelis, una joven ingeniera comercial pandina que radica en Sucre, puso a disposición de sus paisanos su domicilio situado en la calle España Nro. 17, entre San Alberto y Camargo, convocando a una reunión de emergencia para establecer las estrategias de captación de recursos, enseres, alimentos y medicamentos destinados a Pando. 
La reunión se efectuará la tarde de este jueves a las 18:00. El celular de Ana Paula Atiare Fidelis es el 75760669.
Miss Pando en La Paz
Stephanie Núñez
.
Estudiando en la Universidad Católica Boliviana (UCB) de La Paz, Stephanie Núñez Nogales, recientemente elegida Miss Pando 2012 en Cobija, convoca a sus coterráneos en la sede de gobierno a movilizarse para llevar toda la ayuda necesaria a los damnificados.
“Se necesita agua potable, colchones, leche, frazadas, ropa, víveres en general… ayudemos a nuestros coterráneos que tanto nos necesitan…” exhorta Sthephanie, quien inició hoy una campaña de recolección mediante su pagina de facebook.
El teléfono de Stephanie Núñez Nogales es el 67064709. Espera el llamado de los residentes de Pando en La Paz.

| Foto Jairo Grandy Sáez | Sol de Pando |



martes, 21 de febrero de 2012

EL DILUVIO DEL ACRE ES TOTAL | Cobija y Brasiléia colapsan bajo el agua

Vista panorámica de Brasilèia, ciudad totalmente invadida por el río Acre.
 A 80 metros al sur, cruzando a la otra orilla del río, está Cobija.
| Foto Sergio Vale, especial para Sol de Pando

El agua del río se encuentra a 200 metros de la Plaza Principal de Cobija; su caudal se elevó 30 centímetros en la última jornada soleada. Por cada diez centímetros que aumenta verticalmente, el río se expande siete metros horizontalmente. La plataforma del Puente de la Amistad ya está tomada por las aguas en sus cabeceras. En Brasilèia las calles y avenidas son una red de hidrovías como extensión natural del río…

El punto fronterizo entre Cobija y Brasiléia.
| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando
por Wilson García Mérida
 
Río arriba, atravesando la urbe brasileña de Río Branco  —capital del Estado de Acre— el gran cauce comenzó a desbordarse instigado por la corriente de "La Niña", y empezó atacando la triple frontera que comparten Perú, Brasil y Bolivia, dejando ya, la semana pasada, su secuela devastadora en Iñapari, Assis Brasil y Bolpebra.
El 17 de febrero, Rio Branco ya vivió lo que hoy se vive río abajo.
  | Foto Airton Castedo, especial para Sol de Pando
Iñapari y Assis Brasil sobrevivieron al embate gracias a su fortaleza urbana, aún existen; mientras que el incipiente municipio de Bolpebra, el más frágil y vulnerable en el triángulo, fue borrado del mapa de un plumazo. Si no hubieron muertos, no fue porque el ministro Quintana fue eficiente con el manejo de los pronósticos metereológicos ni porque su aparato personal de Inteligencia y Seguridad, “Ademaf”, activó las debidas alertas tempranas en plenas fiestas del Carnaval. No hubieron muertos porque el río avisó que venía y porque las comunidades ribereñas del Acre, como los indígenas Yaminagua y Machinery en San Pedro de Bolpebra (hoy refugiados en el Brasil), conocen el lenguaje del río, dialogan con él ancestralmente.
Río abajo, se encuentra otro triángulo: la mancomunidad de las ciudades de Brasiléia y Epitaciolandia en la orilla brasileña del río Acre, y Cobija en la orilla boliviana. Los puentes de la Amistad (a Brasiléia) e Internacional (a Epitaciolandia) conectan a Cobija con la ribera brasileña mediante apenas 80 metros de distancia.

Brasilèia. El diluvio fue inminente en la vasta región del Acre trinacional.
| Foto Sergio Vale, especial para Sol de Pando
Las aguas vinieron bajando paulatinamente de Iñapari, Río Branco, Xapuri, Bolpebra y Mukden, hasta llegar a Brasiléia, Eiptaciolandia y Cobija, ahora igual de anegados como Iñapari, en el Perú, hasta ayer el municipio más damnificado por este gran diluvio acreano, sin contar Bolpebra que ya no existe.
A 200 metros de la Plaza de Cobija
El periodista Reynaldo Viraca.
| Foto Silvia Antelo Aguilar
El prestigioso comunicador social Reynaldo Viraca Mamani, periodista de Sol de Pando en Cobija, afirma que las aguas del Acre están a 200 metros de la Plaza Principal de Cobija, una vez que han barrido con todos los barrios ribereños de la ciudad, provocando más de mil damnificados que navegan en improvisadas canoas sobre las vías inundadas, junto a los pocos bártulos que han podido rescatar de sus destruidos hogares.
Los barrios Junín, Cataratas, Mapajo, Puerto Alto, Virtudes, Villamontes, Petroleros y Brisas del Acre están tomados por el río, absolutamente inaccesibles e inhabitables.
El río está a punto de entrarse a la plataforma del Puente de la Amistad, ya está encima de él en sus cabeceras, y en la parte central se halla a menos de 30 centímetros para invadir dicha plataforma”, explica el periodista de Sol de Pando.
Primeras evacuaciones en Cobija, domingo.
| Foto Jairo Grandy Sáez, para Sol de Pando

Se han habilitado albergues en colegios como Héroes de la Distancia y Vaca Diez, y en instalaciones del Sedeges se estan preparando alimentos en ollas comunes”, informa el periodista, precisando que alrededor que más de 500 personas están concentradas en el Coliseo Ernesto Mishikawa de Cobija, llevando a cuestas las escasas pertenencias con las que han logrado evacuar de sus viviendas. Otras 500 personas se agolpan  en los alrededores del Coliseo tratando de ingresar en algunas de las 40 carpas que Defensa Civil ha instalado en esta zona alta de la ciudad. Suman por lo menos 1.000 los "desabrigados" de Cobija, hasta hoy martes 21 de febrero.
Los cobijeños están desesperados.
| Foto Francisco Divico Oliveira | Sol de Pando
Según Viraca, en horas de la noche un avión Hércules del TAB (la empresa estatal de carga aérea) aterrizó en Cobija llevando colchonetas y más carpas, una vez que el vicepresidente García Linera, que dejó la ciudad al caer la tarde, había constatado que el apoyo estatal es todavía insuficiente ante la magnitud del desastre.
No podemos recibir las fotos de la situación en Cobija obtenidas este martes por Reynaldo Viraca, porque la comunicación por internet se ha interrumpido. Estamos comunicándonos mediante celular.

 Los primeros damnificados de Brasilèia buscaban refugiarse en Cobija, 
pero se encontraron con lo mismo.
| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando
El suspenso aumenta
Las aguas del río Acre en las orillas de Cobija siguen subiendo y el pánico ya hizo presa de la población. Si bien no llovió en las dos últimas jornadas en la ciudad, las precipitaciones fueron severas al sureste de Bolpebra, en la misma provincia Nicolás Suárez, pasando por Mukden, y ello hizo elevar el caudal aceleradamente bajo los puentes de la Amistad e Internacional.
No llueve ni en Cobija ni Brasilèia, hace sol, pero las aguas vienen bajando desde río arriba.
Según nos reporta Carlos Tuburcio Amuruz, bajo el Puente Internacional que comunica Cobija con la ciudad de Epitaciolandia, a unas seis cuadras del Puente de la Amistad, las aguas están detenidas, como en estanque, llegando casi al mismo nivel de las aguas bajo el Puente de la Amistad.
En las últimas horas las aguas han subido 30 centímetros de su nivel vertical registrado ayer. Por cada diez centímetros que aumenta verticalmente, el río se expande siete metros horizontalmente, informa Tiburcio Amuruz.

El desborde venía anunciándose desde Iñapari y Rio Branco, hasta llegar
 aquí,a la mancomunidad acreana de Brasiléia, Epitaciolandia y Cobija.
| Foto Sergio Vale, especial para Sol de Pando

El diluvio de Brasilèia
El Panilanche fue el último en inundarse.
| Foto Renard Suárez, para Sol de Pando
En Brasiléia el anegamiento está en el 100%, mucha gente, según nos informa el reportero ciudadano Renard Suárez, intentaba ayer llegar a Cobija transitando por la avenida Prefeito Rolando Moreira para llegar al Puente de la Amistad (Puente Wilson Pinheiro en el lado brasileño); pero esa vía ya está totalmente anegada. Hasta ayer el único lugar seco de Brasiléia, sobre la avenida, era la zona del snack Panilanche; sin embargo en las primeras horas de este martes la última cuadra seca del centro de Brasiléia terminó anegándose.
Así quedó por dentro la tienda Geane Eletro.
| Foto Renard Suárez, para Sol de Pando
El Hospital de Brasiléia ha colapsado por doble partida, por el anegamiento de las aguas, y por la demanda de una población especialmente infantil que comienza a padecer síntomas de cólera y otras enfermedades virales y respiratorias propias del desastre. Calles troncales importantes como la del Hotel Las Palmeras, han desaparecido.
Las principales calles y avenidas de Brasiléia forman hoy una impresionante red de hidrovías como una extensión natural del gran río. Las de Cobija también, en la otra orilla.

Las calles de Brasilèia estàn convertidas en verdaderas hidrovías.
| Foto Joycy Kennedy, especial para Sol de Pando

| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando

| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando

| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando

| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando

Una familia damnificada en Brasilèia.
| Foto Sergio Vale, especial para Sol de Pando

| Foto Renard Suárez, especial para Sol de Pando


lunes, 20 de febrero de 2012

IMÁGENES QUE CONFIRMAN | El diluvio dio fin con Bolpebra

| Foto Jairo Grandy Sáez.
Antes de la riada del 16 de febrero, Bolpebra ya era casi un pueblo fantasma. El río Acre terminó con la agonía de aquel incipiente municipio tragándoselo entero y lentamente, sin provocar bajas. Entre sus habitantes que huyeron al Brasil tras recibir las primeras señales anunciadoras del diluvio, se contaba la comunidad de indígenas Yaminahua-Machinery, que acogidos por sus parientes en el lado brasileño huyeron a la otra orilla del río, y quizá nunca más vuelvan a Bolivia...
por Wilson García Mérida
“Lamento informarles que Bolpebra ha desaparecido, toda su parte urbana, toda la gente de ahí al parecer se han ido a la ciudad de Assis Brasil”, informó a Sol de Pando, el pasado 18 de febrero, Leonor Mercedes Perales Yabar, regidora del municipio de Iñapari, en la provincia Tahuamanu, región Madre de Dios del Perú.

Un antiguo barracón que ya era una pieza de museo antes del diluvio. 
| Foto Jairo Grandy Sáez.
Mercedes Perales venía a confirmar lo que habíamos sostenido en nuestro informe del 17 de febrero, al día siguiente del desastre, cuando nuestros reporteros ciudadanos nos reportaron que los habitantes de aquel aislado municipio habían huido a la orilla brasileña del río Acre, el municipio de Assis Brasil, una vez que las turbulentas aguas habían bajado, lentas pero caudalosas, desde Iñapari (Perú) y Rio Branco (Brasil).
El mismo 17 de febrero, el periodista brasileño Alexandre Lima informó que el municipio peruano de Iñapari presentaba un 70% de daño en su infraestructura urbana, Assis Brasil 80% y Bolpebra 100%.
El asistencialismo del Gobierno se activó tardíamente. | Foto Jairo Grandy Sáez.
Un viaje a la nada
A pesar de los intentos gubernamentales por minimizar el desastre en medio del carnaval, el ascenso de las aguas que terminarían cayendo sobre la misma capital de Pando, Cobija, obligó al gobernador de este Departamento —recién 48 horas después de consumarse la desaparición de Bolpebra— dirigirse al lugar llevando vituallas que nadie recibiría, pues en el lugar del rústico pueblo sólo encontró al turbulento y ávido río que se deglutió sin atragantarse la pintoresca placita principal sin edificios, construida cinco años atrás con recursos del programa “Evo Cumple”.
Sólo quedan como islotes muy pocas edificaciones recientes construidas con ladrillo y cemento. El resto de la comarca, en su mayoría formada por rústicas viviendas de madera, ha desaparecido irremediablemente dentro las fauces del río.
Bolpebra: desequilibrio en la triple frontera
Uno de los pocos edificios de ladrillo y cemento que resiste el embate.
 | Foto Jairo Grandy Sáez.
Las autoridades del Gobierno han anunciado que se dispondrán partidas presupuestarias para reconstruir Bolpebra una vez que bajen las aguas.
Pero una vez que bajen las aguas sólo quedarán vestigios en ruinas de lo que fue un pueblo agonizante ya antes de la riada. En diciembre del 2010, reporteros de Sol de Pando constatamos, en el lugar, que Bolpebra era casi un pueblo fantasma en cuyo nombre se aprobaban y financiaban  proyectos que jamás impactaron en un fortalecimiento efectivo de aquel municipio fronterizo. Tanto así que el Alcalde y los concejales de este intento de municipio seguían sesionando en Cobija, a 200 kilómetros de Bolpebra, pues aquí no existían ni siquiera oficinas administrativas para funcionar como tal. En ese momento (hace un año y un mes apenas de nuestro reportaje en el sitio) Bolpebra no tenía ni luz eléctrica.

La pobreza extrema de Bolpebra, su persistente y secular abandono, a pesar de que el actual gobierno del presidente Evo Morales  enarboló un discurso que decía priorizar estos territorios en las políticas estatales llegando inclusive a crear un ampuloso aparato gubernamental con ese fin  ("Ademaf", cuyo director departamental en Pando brilló por su ausencia en estos días del trágico Carnaval), mantuvo a Bolivia en una situación de absoluto desequilibrio dentro la triple frontera con Brasil y Perú.

El diluvio de febrero puso en dramática evidencia aquel desequilibrio: mientras las ciudades vecinas de Iñapari (Perú) y Asis Brasil (Brasil) han sobrevivido y sobrevivirán al cruel embate del río Acre gracias a su avanzada infraestructura urbana desarrollada en torno a la Carretera Bioceánica, en la parte boliviana del trángulo, Bolpebra, el vacío latente de Estado terminó con la desaparición de este incipiente municipio. 

Después del diluvio que borró del mapa a Bolpebra de un plumazo, el vacío que queda permitirá a narcotraficantes y contrabandistas de madera, oro y especies preciosas incrementar sus actividades criminales, poniendo en alto riesgo la seguridad de los tres países.
¿Proyectos fantasmas?
La Gobernaciòn de Pando dispuso una inversión en Bolpebra
de Bs. 5’544.000 para el 2011. | Foto Jairo Grandy Sáez.
Para la gestión 2011, la Gobernación de Pando aprobó y dispuso un presupuesto de Bs 5’544.000 para contratar a tres empresas constructoras que ejecutarían cuatro proyectos orientados al “fortalecimiento fronterizo” en Bolpebra.

La Gobernación se negó sistemáticamente a informar a Sol de Pando sobre el avance o la situación de esos proyectos debidamente financiados. No sabemos si los mismos se han concluído y què beneficios han reportado para el territorio y la poblaciòn de Bolpebra.

La senadora Carmen Eva Gonzales, quien fiscaliza el desempeño actual de la Gobernación, anunció a Sol de Pando que pedirá al gobernador Flores Roberts rinda cuentas sobre aquellos recursos destinados a Bolpebra y que se habrían invertido en cuatro proyectos de infraestructura fronteriza en la pasada gestión 2011. Sol de Pando respaldará esa gestión de la senadora Gonzáles, en aras de la transparencia que merece el noble pueblo de Pando en el uso de los recursos que le pertenecen.
Un camarógrafo tomando imágenes de Bolpebra aún no difundidas.
 | Foto Jairo Grandy Sáez.
La expulsión de los Yaminahua-Machinery
Una familia Yaminahua-Machinery visitada
 por Sol de Pando en diciembre del 2010,
TCO San Miguel de Bolpebra.
 | Foto Silvia Antelo Aguilar
Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el 2005 Bolpebra tenía una población de aproximadamente 1.200 habitantes, contando la población colona conformada en su mayoría por migrantes del valle de Tarija, y la población indígena Yaminahua-Machinery. Los colonos ocupaban el área municipal “urbana” de San Pedro de Bolpebra, y los Yaminahua-Machinery el Territorio Comunitario Originario (TCO) de San Miguel de Bolpebra.
En el 2008, el Instituto Nacional de Reforma Agraria (Inra) dotó a 25 familias de esta etnia fusionada una superficie de 11.500 hectáreas de bosque castañero. Sin embargo, cuando los visitamos poco antes de la navidad del 2010, pudimos constatar que el grupo estaba diezmado por el dengue y otras enfermedades virales, sin ninguna atención médica efectiva por parte del gobierno. El drama se agudizaba con los constantes acosos y abusos que sufren estos indígenas por parte de narcotraficantes y contrabandistas de madera que campean en la zona aprovechando la oscuridad de Bolpebra por carencia de luz eléctrica. Una buena parte de estos comunarios indígenas habían optado por cruzar la orilla del río para reunirse con sus parientes que habitan comunidades bien protegidas en el municipio brasileño de Assis Brasil. Los Yaminahua-Machinery en ambas orillas del Río Acre, además de hablar su lengua Pano, se comunican en un perfecto “portuñol”. Así que cuando sobrevino la riada del 16 de febrero, los Yaminahua-Machinery de la parte boliviana ya sabían a dónde irse, acaso para nunca más retornar.
Al dar fin con Bolpebra, el río Acre sólo terminó de destruir lo que el Estado Plurinacional de Bolivia nunca empezó a construir con verdadera eficiencia administrativa ni honestidad revolucionaria. Bolpebra, ese vacío en la triple frontera, terminó siendo llenado por las implacables aguas de  este histórico río amazónico.
| Foto Jairo Grandy Sáez.